11
May

Rehabilitación sostenible

Es mayo pero donde vivimos creo que hoy aún no ha pasado de los 9 grados, y ¡hablo del hemisferio norte!, “nuestra” casa es, un pequeño lujo de piedra de toba y caliza con cierto aire, digamos, antiguo.

Este invierno que, insisto, estamos pasando, está siendo un poco duro, ahora mismo estoy con la chaqueta con la que escalo vías de hielo, y por la ventana, vago intento de un alabastro, entra un poco de vientecillo…

Ya llevamos 1.000 € de calefacción y aunque creí que no lo iba a decir nunca tengo ganas de que llegue el verano y de 24 grados en la calle para tener en casa al menos 17.
Estamos planteándonos gastar parte del dinero de la calefacción del año que viene en aislar y aunque luego se lo quede el casero, así al menos no pasaremos frío; el que piense que es mejor cambiar de casa, claro está que no sabe donde vivimos.

La cosa es que dibujando un detallito, y pensando en alguna de las ideas que tenemos en el tintero ahora que me jubilo,(ah no, que es el paro…) pues aquí la pongo, es un detalle que he dibujado a mano alzada, un poco rápido pero seguiremos dibujando hasta dar con una imgen sencilla y didáctica de cómo aislar, para que lo pueda entender todo el mundo.

Un saludo.

Aquí un número rápido con un programa que he encontrado en internet.
El valor estudiado “U” es la TRANSMITANCIA, traduciendo, cuanto más pequeño mejor, en este caso es bastante bajo, claro, hay 25 cm. de aislamiento.

En una casa solar pasiva (que no necesita calefacción, se calienta únicamente con la energía del sol) se considera de manera aproximada que la TRANSMITANCIA es de 0,15, aquí es de mas o menos la mitad…

El programa con el que se calcula la transmitancia es de internet, muy facilito de manejar y de entender, está en:

http://www.cricyt.edu.ar/lahv/pruebas/conductancia/principal.htm