Passivhaus

Las passivhaus o edificios pasivos son edificios que cuentan con gran aislamiento térmico, un riguroso control de infiltraciones, y una máxima calidad del aire interior, además de aprovechar la energía del sol para una mejor climatización, consiguiendo una reducción del consumo energético del orden del 70% (sobre las construcciones convencionales).A fecha de hoy, llevamos pasando frío seis inviernos, justo los que llevamos viviendo en la Montaña Palentina, desde el primer momento en que prendimos la calefacción empezamos a darle vueltas al tema del frío, y del consumo; pasando por la arquitectura bioclimática, la arquitectura solar… nos encontramos con las casas pasivas de por medio.

La Passivhaus o casa pasiva, tiene un consumo muy bajo de energía para
calefacción y refrigeración.
Comparado con la normativa vigente actual en Alemania, gasta aprox. un 80% menos de energía para su acondicionamiento térmico.
España tiene un clima menos severo, se podría llegar a una mejora del 60% respecto al consumo estándar de un edificio nuevo, y se conseguiría la mejor clasificación energética posible: clase A.
Según la definición del proyecto de investigación europeo “Passive-on”, la casa Passivhaus en el clima mediterráneo tiene que cumplir las siguientes condiciones.
  • Demanda máxima de energía útil para calefacción, 15 kWh/m2 año.
  • Demanda máxima de energía útil para refrigeración, 15 kWh/m2 año.
  • La envolvente exterior del edificio no debe tener una estanqueidad
    mayor que 0,6 volúmenes/h (medida con una presión de 50 Pascales).
  • Consumo máximo de energía primaria para calefacción, refrigeración, agua caliente sanitaria (ACS) y electricidad, 120 kWh/m2 año.
¿Quieres vivir en una casa con bajo consumo energético?
¿Quieres acabar con parte de la ” hipoteca energética “?
PONTE EN CONTACTO CON NOSOTROS, TE ASESORAREMOS